¿Cómo funciona

Guardian?

¿Cómo funciona?

Guardian detecta los primeros síntomas de cansancio o las distracciones de los conductores con sofisticados sensores que albergan algoritmos de última generación.

Cuando el sistema detecta los síntomas, el conductor recibe una alerta audible y una vibración en su asiento en tiempo real. Simultáneamente, el evento se transmite a una sala de control con soporte 24/7, donde el supervisor toma acciones preventivas que varían de acuerdo con las circunstancias.

Monitoreo en tiempo real

Guardian no es un circuito cerrado de televisión, sino un sistema que está observando al conductor y el camino, pero solamente graba los segundos en los que el operador está teniendo síntomas de cansancio o bien, distraído al volante.

Integración con plataformas de Fleet Management

GUARDIAN se puede integrar de manera simple, pero a la vez robusta, a la mayoría de las plataformas de los distintos proveedores de telemática. Este proceso pasará por la necesidad del cliente, compatibilidad técnicas y necesidades de desarrollo.

Componentes de GUARDIAN

Controlador GUARDIAN

Computador sin ventilador que es el corazón de GUARDIAN. Todos los periféricos y la alimentación se conectan a este procesador.

Sensor en cabina

Registra fisiológicamente los rasgos faciales con lo cual puede ir monitoreando en tiempo real el movimiento y cierre de ojos, como también la posición de la cabeza.

Cámara Frontal (FFC)

Computador sin ventilador que es el corazón de GUARDIAN. Todos los periféricos y la alimentación se conectan a este procesador.

Motor Vibrador

Hace vibrar el asiento cuando se detecta una fatiga o distracción.

Antenas 3G/GPS

Permite comunicar los eventos en tiempo real con el GUARDIAN Live Center, como también georeferenciar y detectar la velocidad de los eventos cuando ocurren.